Bibliovacaciones: salvavidas para los padres, diversión para los niños

Ambas se llaman Sofía, una de siete años, otra de nueve y acaban de inaugurar una amistad que pronostican será duradera, dadas las aficiones comunes que tienen y el lugar encantado que disfrutan frecuentar: La biblioteca Pública Departamental Rafael Carrillo Lúquez.

¿Pero les gusta la biblioteca, siendo tan niñas? Fue la primera pregunta que lanzó alguien que las escuchó conversando alegres, como si llevaran todos sus años siendo amigas, haciendo conteo regresivo para que llegara el sábado, cuando volverían a encontrarse en el mismo lugar.

 

Pero sí, a ellas les encanta la biblioteca, que para ellas es más que la habitación de los libros o el almacén del conocimiento; para ellas es más, mucho más: “Me gusta mucho venir porque programaron unas actividad muy chéveres en la Biblioteca y no quería faltar”, dijo Sofía, la mayor, dando el crédito a sus profesoras por haberle contado. “Hoy nos hemos divertido mucho. Nosotros los más grandecitos pasamos por muchas pruebas difíciles, pero muy divertidas. A los más pequeños  tuvieron de colorear y leer”, añadió.

Entre tanto, Sofía –la menor- cuenta que espera con ansias la llegada de las vacaciones en el colegio porque “puedo venir acá a compartir con otros amigos y a aprender nuevas cosas mientras nos divertimos”, mientras habla de su emoción porque la programación incluye una pijamada y karaoke, pues a ella le gusta cantar.

 

Todo esto tiene lugar en las Bibliovacaciones, ofrecidas por la Gobernación del Cesar, a través de la Corporación Biblioteca Rafael Carrillo Lúquez, con el fin de crear espacios de distracción, creatividad e imaginación para los estudiantes en esta temporada vacacional.

La iniciativa, además de representar diversión, aprendizajes nuevos y más amigos para los niños, se convierte en un salvavidas para los padres, que encuentran en este el espacio ideal para que sus hijos inviertan parte de sus vacaciones.

 

“Sin este tipo de actividades es complicado para algunos padres porque mi hija, como es solita; ella no tiene hermanitos, se me aburre mucho en la casa, entonces busco qué hacerle  y siempre opto por traerla a la Biblioteca Departamental”, expresa Julieth Castro, madre de una de las Sofías de esta historia, y añade: “La traigo acá porque a ella siempre la ha gustado la recreación, la lúdica y este es un lugar adecuado para los niños, sobre todo para que disfruten en tiempo libre en las vacaciones. Es gratis y los están instruyendo”.

 

Una de las más felices es María Victoria Celedón Simón, directora de la Biblioteca y líder de esta iniciativa, pues se divierte al ritmo de los pequeños que llegan a participar de rondas infantiles, talleres de expresión corporal y danza, cine infantil, musicomanía, pijamada, creación de objetos fantásticos y muchas otras actividades que les permitirán jugar, divertirse y expresar todo su talento para las artes.

 

Las Bibliovacaciones terminarán este siete de julio, pero las vacaciones volverán y con ellas nuevas jornadas de juego, integración y aprendizajes para los pequeños en la Biblioteca.

 

Compartir
Twittear
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Siguenos
  • Facebook Social Icon
  • Instagram_App_Large_May2016_200
  • Twitter Social Icon
  • youtube-icon-app-logo-png-9

Copyright © 2017 Todos los derechos reservados. By Aldayr Ortega