Festival Tierra de Compositores, el bonito aguinaldo navideño de Patillal para el mundo

 

Patillal es tierra de compositores, de cerros y sabanas; es tierra de poesía congénita que se expresa en todas las formas de vida posibles en ese pequeño edén, que se yergue en las faldas de la Sierra Nevada, al norte de Valledupar. Es también escenario de cofradías, lugar de destino de consagrados parranderos que por imantación del destino terminaban siempre sus encuentros en algún patio patillalero.

 

Este bucólico terruño está listo para realizar la trigésima versión del Festival Tierra de Compositores, que este año rinde homenaje a Darío Pavajeao Molina, un hombre cuyo nombre es referente obligado a la hora de narrar la tradición vallenata del Magdalena Grande. Su historia lo muestra como destacado político, exdiputado de la Asamblea del Cesar, exalcalde de Valledupar, ganadero, agricultor, gallero, gestor cultural de la música Vallenata, folclorista y protagonista de memorables sus parrandas vallenatas.

 

Fue una decisión unánime que tomó en pleno la junta directiva del certamen, para exaltarle a Pavajeau su calidad de promotor principal de las costumbres provincianas. “Queremos que el mundo conozca sus facetas como agricultor, político, ganadero, gallero, pero sobre todo la de insigne anfitrión y gestor cultural que se ha dedicado a contribuir y engrandecer este folclor que hoy representa el sentir de una nación ante el mundo entero”, ha dicho la Junta directiva, con el compositor y folclorista Albertico Daza como presidente.

 

Para este año, se realizarán solamente los concursos de canción vallenata inédita, acordeón infantil y el concurso de cometas. El certamen reducirá de tres a dos días su duración, de modo que será el 24 y 25 de diciembre.

 

En este corregimiento de Valledupar avanza la construcción de la nueva plaza principal, que será inaugurada por la Administración Municipal en el marco del festival. “En los últimos días antes del 25 de diciembre estaremos solo en proceso exclusivamente de detalles y resanes para cumplir la promesa de entregar esta plaza el próximo 25 de diciembre”, anunció recientemente el secretario de Obras Públicas de Valledupar, Juan Pablo Morón Riveira.

 

Debido a esto, el primer día (24 de diciembre) las actividades del certamen tendrán como teatro la casa de Dilia, que es un escenario que reúne todas las condiciones para este tipo de actividades. Las inscripciones permanecerán abiertas hasta el mismo día en horas de la mañana, en la tienda Compai Chipuco y Radio Guatapurí, en Valledupar, y en casa de Rosa Arias, secretaria del festival, en Patillal.

 

Será entonces esta la ocasión para encontrar a pequeños y grandes entonando los cantos de Octavio Daza o Freddy Molina, contando la biografía de Rafael Escalona y Tobías Enrique Pumarejo – Don Toba, dando cuenta del luto que dejó en Patillal Chema Guerra, contando sobre la preocupación colectiva reciente cuando la salud de Edilberto – Beto Daza se quebrantó, señalando la lomita de piedra donde sigue viviendo la familia de José Hernández Maestre, haciendo relatos de acompañamientos masivos a los Daza (Julio César y Toña) en el rey de reyes o contando episodios de los sentidos regresos José Alfonso ‘Chiche’ Maestre cuando viene al pueblo y no se quiere volver a ir.

 

Y es precisamente él, José Alfonso ‘Chiche’ Maestre, el encargado de regalarle a su pueblo el espectáculo musical de cierre del Festival, como hace todos los años. En la programación están también artistas como Moisés Angulo, Ivan Villazón y una agrupación cristiana, pero será el hijo de esta tierra quien pondrá el sentimiento de ‘hasta luego’ y cerrará el telón mientras se oye en coro “Ay Patillal vuelvo a ti un ratico nada más...”.

 

 

Compartir
Twittear
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Siguenos
  • Facebook Social Icon
  • Instagram_App_Large_May2016_200
  • Twitter Social Icon
  • youtube-icon-app-logo-png-9

Copyright © 2017 Todos los derechos reservados. By Aldayr Ortega