'Déjame quererte' prueba que 'Colombia es una canción'

“Yo me acuerdo que a mí me decía la gente: Oye Egidio, ¿qué vas a grabar tú vallenato con ese mechúo, ese rockero pelúo?... Ese man no canta vallenato”. la confesión de Egidio Cuadrado a su compañero de viaje musical por casi tres décadas, Carlos Vives, fue parte de las muchas cosas que se dijeron, conocieron y compartieron durante la experiencia de recorrer a Colombia y enamorarse de ella, durante el rodaje del documental ‘Colombia es una canción’; canción que se llama ‘Déjame quererte’.

 

Allá a La Guajira, en el extremo norte del país, llego Carlos Vives en una búsqueda de sonidos y ritmos que hacen que esta tierra sea mágica. La travesía comenzó en los Andes, “esa fábrica de agua que hace de los valles y de estos llanos una de las tierras más ricas del mundo”; todo con el fin de descubrir a Colombia en una canción.

 

En cada estación del viaje lo esperó un amigo, un lugareño emblemático que le aporto historia, compañía e inspiración para ir llenando de contenido lírico la dedicación que le harían a ella, a esa dama hermosa llamada  Colombia, “un pais tan extenso y maravilloso que merece una canción que le haga honor a su diversidad.

 

Es así como el film muestra estaciones en varias regiones con episodios de cuatro minutos de duración cada uno, cuyos protagonistas son artistas locales de esos sitios. Así como en La Guajira el personaje es Egidio (rey vallenato en 1985); en los Llanoss Orientales es Orlando ‘El Cholo’ Valderrama (Grammy Latino en el 2008); en el pacífico el personaje es Cynthia Montaño, artista urbana; en Palenque de San Basilio, KombilesaMi llena la travesía de historia y sonidos libertarios, para cerrar en San Andrés, donde espera Ekin Robinson.

 

El resultado, un documental que revela a la Colombia profunda, biodiversa, exhuberante, fertil, sutil, hermosa y multisonora, que se une en una canción en la que fusiona géneros tradicionales con urbanos como el hip hop, el folk caribeño, la carranga rok.

 

“Me parece muy interesante, primero que todo, que la canción se enfoque en una mujer. Es como destacar esas virtudes que tiene la mujer colombiana, independiente de su etnia; me fascina eso, y me gusta mucho también el encuentro de los diferentes géneros, de sur a norte y del oriente al occidente”, dijo Cynthia Montaño, artista de géneros urbanos que lo recibió en Cali, al occidente del país, para aportar la riqueza natural y poética del pacífico.

 

Canta el gallo en la mañana

en mi tierra colombiana

sale el sol que me recuerda

que detrás de la montaña

hay un pueblo que trabaja

cabalgando en nuestra esencia

Tu ternura delicada

corazón de piel tostada

tu sonrisa me refresca

tu belleza colorada

tu pureza de mil razas

son mi orgullo y mi conciencia

Eres esa tierra que me inspira...”.

 

“Es fantástico tener la oportunidad de trabajar una canción y esta canción yo creo que es la más colombiana de todas, porque logra unir hasta diferentes idiomas. Elkin Robinson con su kalipso y su forma particular, ese blues que tiene en la voz; Cynthia con ese lenguaje de su rap de denuncia, allá donde viene, de Cali; el Son Palenque con Kombilesa Mi; trabajar con Velo De Oza, de verdad es una carraga boyacense, pero con ese estilo de ellos muy joven”: Carlos Vives.

Compartir
Twittear
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Siguenos
  • Facebook Social Icon
  • Instagram_App_Large_May2016_200
  • Twitter Social Icon
  • youtube-icon-app-logo-png-9

Copyright © 2017 Todos los derechos reservados. By Aldayr Ortega