El día después del Festival


“¿Qué se hicieron todos?”, se preguntó la visitante cuando se asomó a la puerta de la casa y estuvo varios minutos observando hacia todos lados sin ver a nadie. “Parce, ¿no hay nadie en Valledupar?”, le escribió en un mensaje de WhatsApp a su amiga residente, quien le explicó que la ‘modorra’ es usual en este día, cuando la ciudad amanece impregnada de una especie de guayabo colectivo, producto del final de una fiesta que nadie quiere que se acabe, de los tragos bebidos por muchos, de la alegría embriagadora del triunfo para unos, y de la sensación de haber corrido más rápido que todos y no haber llegado de primero, experimentada por decenas ‘atletas del acordeón, el repentismo, el verso o de la poesía’; muchos de los cuales, con esa pesadez a cuestas, emprenden camino de regreso a sus lugares.


“Debe haber mucha gente en casa de Ponchito Monsalvo”, dijo la residente a su amiga y entonces se sumergieron en una remembranza de la noche anterior, cuando ellas y otro ejército de almas presenciaron la batalla final de cinco acordeoneros: Rodolfo de la Valle Escorcia, Javier Matta Correa, Manuel Vega Vásquez, Jesús Ocampo Ospino y Alfonso Monsalvo Baute, que permanecían aún en la arena de contienda, de 75 que ingresaron a ella. Hablaron de las canciones inéditas y su sorpresa de que los sones no hubieran tenido más protagonismo en la final e incuso de que no hubiera ganado un son, después de haberse impuesto sobre los otros aires durante todo el concurso.


“Octavio Daza debe estar muy contento de haber ganado porque hace apenas cinco días de trajo la corona de rey de reyes de El Paso-Cesar”, dijo una de las amigas, y cayeron en cuenta que Daza, el nuevo rey de la inédita, tenía ya 200 títulos en festivales y que con este subía a los 201 los propios y a cinco los de su familia en este certamen, los cuales empezaron en 1978 con el obtenido por su padre Octavo Daza Daza, con la canción Río Badillo.


Un rato después, el par de mujeres estaba también camino a los balnearios del norte de Valledupar, embebidas en su conversación interminable sobre la fiesta que las junta de año en año para disfrutar del arte, el talento y la magia que convoca el mes de abril en Valledupar. A llegar se dieron cuenta que no eran solo ellas, que el festival de la leyenda vallenata con sus reyes, espectáculos, reconocimientos y acontecimientos más sobresalientes y más sencillos era el leitmotiv de todas las conversaciones. También bubo comentarios relacionados con la baja afluencia de visitantes este año, con la cancelación del espectáculo del 30 de abril, el calor en la Plaza Alfonso López y muchos otros aspectos no tan favorables, para los que los conversantes enviaban buena vibra, diciendo: “el año que viene será mejor”.


Los reyes


Alfonso ‘Ponchito’ Monsalvo Baute, valduparense de 38 años, se convirtió en el rey vallenato, dejando en segundo y tercer lugar a Javier Matta Correa y Jesús Alberto Ocampo Ospino.


Octavio Miguel Daza Gámez se coronó como rey de la canción vallenata inédita, con el paseo ‘Sentimiento profundo’, seguido de Luis Rodríguez Bolaño con ‘Son romancero’ y Pedro Otálora García con el merengue ‘Canta tierra vallenata’.


Loraine de Jesús Lara Mercado, de 18 años, de Sabanalarga, Atlántico, se impuso en el concurso de acordeonera categoría mayor, pasando a la historia como la primera ganadora de esta modalidad que este año implementó la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata. En segundo y tercer puesto se ubicaron Wendy Paola Corzo Carmona y Maribel Cortina Fonseca.


Alexandra Maciel Gómez de la Ossa, de 14 años, de La Loma (en El Paso, Cesar), se convirtió en la primera acordeonera en ganar la categoría menor. Rosana Carolina Hurtado Gutiérrez, de 15 años, oriunda de Arjona, Bolívar, obtuvo el segundo puesto; y Heinis Yulieth Gulfo Palma, de 11 años, natural de Santa Catalina, Bolívar, quedó en la tercera posición.


En la categoría de acordeón aficionado ganó José Juan Camilo Guerra Mendoza, de 18 años. El segundo lugar lo ocupó Nicolás Andrés Pezzano Farelo, 21 años, de Sabana de San Ángel, Magdalena, y el tercer puesto fue para Jairo Gacel Morena Orozco, 23 años, de El Difícil, Magdalena.


Sergio Luis Moreno Fragozo, de 14 años, se coronó como rey juvenil. En el segundo puesto quedó Daniel Felipe Rocha Villegas, de 17 años, oriundo de Bogotá; y en el tercero Álvaro Elías David Posso, de 15 años, natural de Cartagena.


José Liberato Villazón Ibáñez, de 13 años, como rey infantil. En segundo y tercer lugar se ubicaron Laowrence William Noguera Muñoz, de 13 años, oriundo de Barranquilla; y Daniel Eduardo Castro Zambrano, de 12 años, de Arjona, Bolívar.


El antiqueño José Luis Arcos de Arcos, de 38 años, se coronó como rey de la piqueria mayores, por encima de Iván René Becerra Narváez, de 23 años, y Andrés Felipe Barros Méndez, de 48, segundo y tercer puesto en ese orden.


Nicol Dayana Zabaleta Duarte, de 13 años de edad, ganó el concurso de piqueria infantil, seguida en segundo y tercer lugar por Eudis David Almendrales Torres, 13 años, y Julio Andrés Gil Barros, de 12 años.


Posts Recientes
Siguenos
  • Facebook Social Icon
  • Instagram_App_Large_May2016_200
  • Twitter Social Icon
  • youtube-icon-app-logo-png-9

Copyright © 2020 Todos los derechos reservados. By Aldayr Ortega