• Mary Mosquera @mary.mosquera

Fábula de un ‘cachaquito’ que se entronizó en las fiestas patronales del Santo Cristo


El rey de reyes Almes Granados, homenajeado en el festival y fiestas patronales del Santo Cristo, a realizarse en el corregimiento de Mariangola, entre el10 y el 14 de septiembre, nos deleita con 'El cachaquito'.


Ese pelao no es hijo mío. Ese muchacho es cachaco”, fue la respuesta que recibió Miguel Yanet Díaz, compositor y cantante de la agrupación Los Playoneros del Cesar, de su amigo Hugo Héctor Granados, protagonista oculto de la historia de la canción ‘El cachaquito’.


El tema musical ‘El cachaquito’ de la autoría de Miguel Yanet detalla en su contenido una supuesta infidelidad amorosa, que tuvo como desenlace el nacimiento de un niño con rasgos diferentes a los del padre biológico, quedando en ‘entre dicho’ del imaginario popular, sí la criatura era de padre mariangolero o de un ‘cachaco’, como coloquialmente se les llama en el Caribe a las personas nacidas en algunas regiones del interior del país.


En el relato contado por el acordeonero mariangolero Almes Granados, al que le asigno como fecha de acontecimiento un mes cualquiera en el año 1968, queda al descubierto la historia acaecida al segundo hijo de la pareja de ‘Juancito’ granados e Isabel; “mi hermano iba feliz, muy entusiasmado a conocer a su hijo, sería su primogénito, pero se impresionó al encontrar un bebe blanco, de ojos verdes y pelo lizo, dormido sobre una mecedora, al verlo, palideció su rostro y paralizado del impacto pensó ese pelao no es hijo mío, ese muchacho es cachaco”, relató Almes con el entusiasmo que le produce la satisfacción de ser portador y transmisor de una historia que hoy se considera una leyenda en la música vallenata.


Al llegar a la población de Mariangola y preguntar por Enielsen, seguramente nadie podrá dar razón de esta persona, porque como acostumbre, en los pueblos se usan los sobrenombres, calificativos o apodos con los que se identifican; contrario a lo que sucede si se preguntara por ‘El Cachaquito’ o ‘Ñongo’. Enielsen Pérez vive feliz recorriendo las calles en su pueblo, consciente o no de la verdadera identidad de su progenitor, su vida la ha hecho preñada del amor de su madre y sus paisanos mariangoleros.


‘El cachaquito’ en verso


Se le ocurrió al contador de historias cantadas, el también mariangolero Miguel Yanet escribir unos versos mientras escuchaba las cuitas de amor o de infidelidad no confirmada, de su amigo Hugo Héctor. Los compositores poseen un don sublime para hacer versos y acompañarlos de melodías, tiene la libertad de elegir temas, pueden ser hechos cotidianos, fortuitos o imaginarios y por ser el corregimiento de Mariangola un nido de talentos musicales, también abundan las historias y leyendas pueblerinas, mientras Hugo hablaba, Miguel escribía la primera estrofa de la canción.


A quien se te parece a ti ese cachaquito / verdad que no parece hijo de un vallenato / mi Dios que me perdone lo malo que digo / pero un mariangolero ni pinta cachaco / los dos somos paisanos nacidos en la costa / de un pueblo donde somos de color negrito / búscale otro papito a esa criatura hermosa / que yo no soy el padre de ese cachaquito / esa criatura hermosa no la pinte yo / sostengo esa palabra como vallenato / siendo mariangolera lo mismo que yo / porque razón tenemos que pintar cachacos.


La letra de Miguel Yanet trepó varios peldaños en la escala del folclor vallenato, hasta alcanzar reconocimiento en su región y también a nivel país; a finales del 68 se estrena una nueva producción discográfica de la agrupación Los Playoneros del Cesar, con el acordeón de Ovidio Granados cantando Miguel Yanet y el éxito musical que se desprendió del álbum fue ‘el cachaquito’; desde entonces Mariangola es reconocida en el ámbito cultural como ‘Tierra del Cachaquito’.


Hace unos años atrás, ante el acontecimiento histórico y reconocimiento nacional de Mariangola con el tema ‘el cachaquito’, se decide remembrar cada año con algún festejo popular lo sucedido y se une, como fiesta patronal, a la conmemoración religiosa del Santo Cristo, un festival que trajera al presente la historia del ‘cachaquito’, es así como nace para esta fecha el decimoséptimo Festival de Música Vallenata tierra del Cachaquito y fiestas Patronales del Santo Cristo.


Hay fiesta en la tierra del ‘cachaquito’


El corregimiento de Mariangola se viste de fiesta, pues en este rinconcito de la tierra vallenata se realizará durante cinco días, entre el 10 y el 14 de septiembre, el festival número 17 y fiestas patronales del Santo Cristo.


Este año la festividad tiene un ingrediente que le da sazón y la hace emocionante, se honrará la vida y aporte musical de uno de sus hijos, el acordeonero Almes Granados, actual rey de reyes del festival de la leyenda vallenata y una rama del troco genealógico que conforma la dinastía de los granados, linaje determinante para nutrir de esencia el folclor vallenato y escribir con letras de oro el nombre de Mariangola en la enciclopedia cultural del Cesar.


Las fiestas patronales son siempre una excusa perfecta para acelerar a millón la alegría, la euforia y el disfrute a cielo abierto y sin pausa. Las festividades, dice un mariangolero, “se disfruta mejor acompañados de amigos, familiares, visitantes y de la aglomeración de los habitantes de un pueblo”. Desde finales del siglo XIX se realiza este festival con competencia en tres modalidades de concursos, canción inédita, acordeonero aficionado y piquería, el encuentro musical es compartido con la tradición por la devoción al Santo Cristo patrono de los mariangoleros.


Programación del festival


La fiesta de acordeón, canción y piqueria se realizará en tres rondas competitivas, se premiarían los tres puntajes más altos y los premios serán entregados en la tarima al finalizar el festival. Elibeth Zequeira Ramírez, quien preside el festival hizo llegar a Nicho Cultural la programación que iniciará con un conversatorio en homenaje a Almes Granados, un recorrido por los triunfos, los festivales, relaciones musicales, aportes al folclor y el reconocimiento especial por ser parte de la dinastía que más coronas ha ganado en el principal certamen de música vallenata que se realiza en Colombia, Festival de la Leyenda Vallenata, este se llevará a cabo el sábado a partir de las 9:00am, en la el salón de audios de la institución Juana de Atuesta.


A las dos de la tarde se hará entrega de credenciales a los participantes y a los vendedores que se instalarán alrededor de la plaza principal; a las 3:30 de la tarde iniciarán los tres concursos en la tarina de la plaza; a las 7:00 de la noche se llevará a cabo la inauguración del festival y seguidamente la presentación musical del homenajeado Almes Granado y la voz de Ivo Díaz.


El domingo 11 de septiembre desde las 9:00am se realizará la semifinal de los tres concursos, Acordeón aficionado, canción inédita y piqueria; a las seis de la tarde será la final de los concursos y al finalizar estos, se hará una revista musical, toda la programación de este día se concentrará en la plaza.


Para el lunes 12, para las 8:00am se programó una jornada recreativa y cultural, en la que los niños de Mariangola pintaran creativamente al homenajeado; a las 3:00 se realizará una jornada deportiva de juegos tradicionales pueblerinos, carrera de ciclismo, de encostalados, de atletismo y en la noche habrá un espectáculo musical con talentos mariangoleros.


A las 3:00 iniciará la programación el día martes con una cabalgata, posterior a ello, las reinas aspirantes a señorita Mariangola 2022 desfilarán con sus comparsas, luego harán una presentación; a las 6:00pm se realizará la final del campeonato de nonifutbol interbarrios y en la noche se llevará a cabo un encuentro de compositores.


Los actos religiosos del Santo Cristo iniciaran con una alborada musical a las 4:00am, a las siete se hará la misa mayor oficiada por el obispo Oscar José Vélez, seguidamente se hará una jornada de bautizos y primeras comuniones; a las 4:00 de la tarde se hará la procesión y en horas de la noche luego de la elección de la señorita Mariangola 2022, se cerrará el festival con una presentación musical.


Premiación


La premiación para la versión número 17 del Festival de Música Vallenata tierra del Cachaquito y fiestas Patronales del Santo Cristo supera los 12 millones de pesos y se distribuirá así: en la categoría de acordeón aficionado se entregaran tres millones de pesos al primer puesto, Dos millones al segundo y millón quinientos mil pesos al tercero; en canción inédita se entregarán millón quinientos mil pesos, un millón y setecientos mil pesos al primero, segundo y tercer puesto en su orden; para la piqueria el ganador recibirá un millón doscientos mil pesos, la segunda posición 800 mil pesos y en tercero 600 mil, todos los ganadores recibirán un trofeo.


El rey de reyes recibe otro homenaje


Me siento muy contento que los directivos del festival me hayan escogido para recibir este homenaje, estoy apoyando en la organización y consecución de recursos porque quiero que sea una fiesta bonita, alegre que quienes asistan se gocen el evento”, manifestó Almes.


Es el segundo homenaje que el pueblo de Mariangola la rinde a Almes Guillermo Granado quien ostenta la corona como rey de reyes del Festival de la Leyenda Vallenato que se realiza en Valledupar. “Cuando gané la corona de rey en la categoría de acordeonero profesional en el Festival Vallenato, también me hicieron un reconocimiento en Mariangola”, recuerda Almes con nostalgia y satisfacción.


En total son 14 las coronas que los Granado han ganado en el Festival, convirtiéndolos en la dinastía de artistas más premiados, acordeoneros en su mayoría. Aunque la trayectoria de Almes, le ha permitido triunfar en otros festivales como en Cuna de Acordeones en Villanueva, La Guajira y otras posiciones destacadas en festivales en otros pueblos del Caribe; es en Valledupar donde es considerado un acordeonero clásico enmarcado en el estilo de Luís Enrique Martínez.


Su comienzo musical fue tocando caja en Mariangola cuando aún era un niño, al cumplir la mayoría de edad cambió su preferencia musical y empezó a sacarle notas a un acordeón; compañero inseparable que sigue a su lado desde hace más de 40 años. En esta oportunidad su pueblo le hace un segundo homenaje, pues cundo gano la corona de rey vallenato en acordeón profesional también fue agasajado en su pueblo.

Posts Recientes