• Mary Mosquera @mary.mosquera

Lo que no todos vieron en la elección del rey vallenato 2021



Culminó la versión número 54 del festival vallenato que rindió honores al compositor y poeta villanuevero Rosendo Romero Ospino. En el mismo, fue coronado rey en la categoría acordeonero profesional José Ricardo Villafañe Álvarez, quien, ataviado con su indumentaria arhuaca, se subió a la tarina ‘Colacho Mendoza’ del Parque de la Leyenda ‘Consuelo Araújo Noguera’, un escenario abarrotado de público, donde interpretó un reportorio de canciones seleccionadas: paseo, merengue y son, de compositores destacados de la historia y la juglaría vallenata; mientras que la puya fue de su autoría. Para el jurado calificador del certamen el que más se ajustó a los cánones que exige el Festival en la ejecución del acordeón, ritmo, melodía y cadencia fue Villafañe Álvarez. Pese a que el público que presenciaba el concurso y los miles que seguían las transmisiones no coincidieron con la elección.


Qué vio el jurado


Los responsables de elegir a nuevo rey vallenato fueron personas escogidas para conformar un jurado, que a juicio de la fundación cumplían con los requisitos para calificar el mejor de los cinco participantes; con conocimiento y amplio bagaje en folclor vallenato. Fueron ellos: Hugo Carlos Granados, con más de cinco coronas en diferentes modalidades del festival, entre ellas, rey de reyes 2007, voz autorizada para discernir en torno al tema; los reyes vallenatos en la categoría acordeonero profesional Jaime Dangond y Alfonso ‘Ponchito’ Monsalvo, con experiencia en este concurso; Jennifer Arias, presidenta de la Cámara de Representantes del periodo 2021 – 2022, quien, a juicio de muchos, la nota discordante entre la sapiencia de sus compañeros. La quinta silla fue para productor y guitarrista de música vallenata, Carlos Huertas Jr.


Antes de profundizar en la opinión de los jurados, vale la pena recordar un fragmento de diálogo de Alejo Duran, quien en alguna oportunidad respondía a una entrevista aclarando que: “Se ha llegado a un nivel tan alto y profesional, que los acordeoneros que llegan a la final tocan perfecto; lo que hace la diferencia son los cambios o acordes nuevos que incluyen; a veces el jurado lo califica como innovador, otras veces como un error”. Es entonces cuando se despejan dudas, con respecto a lo que ocurrió con el nuevo rey.


El jurado vio en José Ricardo una diferencia a la hora de ejecutar dos de los cuatro aires musicales, según lo expresado por rey de reyes Hugo Carlos Granados. “Si nos devolvemos a escuchar los cinco sones, el de mejor cadencia musical lo interpreto Villafañe; fue una marcación estricta de bajos y velocidad. En la puya, sin salirse de la estructura musical en la que tocan todos, también se sintió diferencia. En el solo de acordeón se sostuvo, sin correr, pero tampoco cayó en el error que caen muchos: pasarse a paseo rápido; muchos lo hacen. Por la misma velocidad en la que interpretan el acordeón y por la similitud de ambos ritmos, es muy fácil caer en el error y fugaz para que el público se percate. Actualmente se interpreta el instrumento con mucha velocidad”.


Se entiende entonces el porqué de los cuestionamientos y los comentarios de descontento en redes sociales, pues los miembros del jurado vieron y calificaron a José Ricardo Villafañe como quien lo hizo mejor para imponerse como rey vallenato 2021, ante sus contrincantes, quienes también hicieron muy buenas presentaciones. Hugo Carlos explicó además que “le gente vio como un error algunos arreglos que hizo Ricardo cuando interpretó la puya, que no son errores; es creatividad y por eso lo descalifican”. Recomendó, finalmente, el rey de reyes: “a Ricardo Villafañe le debemos reconocer su talento musical, la dedicación y disciplina musical; tiene lo que necesita un rey vallenato para difundir nuestro folclor y será importante el aporte desde la etnicidad”.


Qué vio la gente


Luego que se conociera el nombre del rey de la quincuagésima cuarta versión del Festival Vallenato, la desaprobación del público fue inmediata, con cuestionamientos que van desde lo profesional hasta lo personal. Y, pese a que en las otras categorías hubo descontento, no se generó tanto ruido como en la de acordeoneros profesionales, pues el nombre de José Ricardo Villafañe arrastra una estela de duda que descalifican su comportamiento con las mujeres y se siembran dudas con respecto a su autenticidad en la etnia Arahuaca.


La gente vio a un Villafañe que interpreto bien los cuatro aires de la música vallenata, pero según los comentarios, también vieron a Nemer Tetay, a Javier Matta, a José Juan Camilo Guerra y a Jesús Alberto Ocampo, quienes hicieron interpretaciones magistrales; vieron en estos una trayectoria de festivales, ubicándose algunos en varias ocasiones entre los mejores en esta categoría. La gente vio que no se tuvo en cuenta la experiencia, lo que ha llevado a la desaprobación en la decisión del jurado. La trayectoria en los festivales genera unos adeptos que se suman a la causa y la defienden, además de barras, amigos y seguidores que aplauden, adulan y halagan; cercanías que fácilmente desvían la objetividad y se falla al opinar.


No es la primera vez que se trenza una controversia con una decisión del jurado al momento de elegir rey vallenato. Unas hojas atrás en el libro, en las 54 páginas de ganadores del certamen, se recuerda una polémica parecida en el año 1991, teniendo como protagonistas a Juan Humberto Rois y Julián Rojas. Según Hugo Carlos, “en ese momento ganó Julián y la gente reclamaba que el rey debió haber sido Juancho, pero Juancho no hizo la marcación de cuatro aires como debía ser”.


Un semestre de reinado


Un semestre es lo que durará la vigencia de la corona de rey vallenato, pues se estima que para finales de abril del año 2022 se normalice la fecha tradicional del evento y sea coronado otro acordeonero, en una versión especial de rey de reyes. Seis meses ‘larguitos’ tiene Villafañe para promocionar el Festival que luego de los vaivenes de la presencialidad y la extemporaneidad retornará a su eterno abril.


José Ricardo Villafañe, natural de Valledupar, viene haciendo presencia en el Festival Vallenato desde hace 16 años, concursando en diferentes categorías; esta vez se inscribió en acordeonero profesional, donde obtuvo el galardón. En tarima tuvo el acompañamiento, en la caja, de Arnold Arrieta, en la guacharaca y canto Carlos Díaz; el repertorio con el cual se impuso como rey fue: El paseo, El pobre Juan, de la autoría de Rafael Escalona; el merengue El malherido, de Leandro Díaz; el son Amor irresistible, del acordeonero Luis Enrique Martínez y una puya de su autoría que tituló Mi cultura sagrada.

Posts Recientes