• María Ruth Mosquera @sherowiya

Mincultura, un anuncio que desempolvó la esperanza


Patricia Ariza. Foto Cortesía

Que al fin el Ministerio de Cultura tendrá una queriente al frente, que llegó la hora de darle a la cultura lo que es de la Cultura, que ahora sí hay coherencia entre la experticia y el oficio, que le llegó el momento al país de entrar a la cultura grande, cultura de todos y todas; que enhorabuena porque llegará la cultura de ‘Los Nadies’, esos de los que habló Eduardo Galeano, los mismos a los que puso de presente la vicepresidenta Francia Márquez.


Expresiones de regocijo como estas son tendencia en el ámbito del arte y la cultura, debido a la designación de Patricia Ariza Flórez como ministra de Cultura, cargo al que auguran llegará, como es su esencia, “con el sonido de las cacerolas y con los gritos de los miles y miles de manifestantes de Colombia que reclamamos paz y justicia, paz y educación, paz y reforma agraria, paz y reparación, paz y justicia, arte y paz”, para poner trabajar por Colombia, “un país maravilloso, donde, como decía Aurelio Arturo, el verde es de todos los colores, donde están todas las especies de aves y de frutas, un país con selva y océanos y ríos caudalosos. Un país donde florece el arte por todas las esquinas, donde a pesar de todas las ofensas recibidas, el teatro de grupo, el teatro que ve el mundo desde la América Latina, se mantiene. Un país que, como en el mito de Anteo, siempre renace y canta”.


Este lunes, el presidente Gustavo Petro hizo el anuncio con regocijo, como “un estallido de cultura en toda Colombia para la Paz y la convivencia. Una cultura para la identidad para dinamizar la colombianidad diversa. Con Patricia, el maestro Jorge Zorro, en la búsqueda de la extensión de la educación musical de la niñez y la juventud en los colegios, la experta en patrimonio Maria Eugenia Martínez y el líder de la construcción cultural de la Bogotá Humana: Santiago Trujillo”, anunció Petro.

La nombrada ministra reaccionó en sus redes sociales con una emotiva publicación, dando gracias a Colombia, al presidente por valorar la cultura y el arte, a los artistas por el respaldo, a los compas de teatro; anunció que “trataremos de que la cultura y el arte contribuyan a la paz y a la inclusión. Por los cantores, por las bullerengueras, por las y los teatreros, por los jóvenes, por los músicos y las músicas de todos los municipios, por las mujeres. Y por los que nos faltan que son tantos, ante el presidente del Cambio ¡Acepto!”.


El beneplácito más fuerte proviene del sector del arte y la cultura, que se siente representado en esta mujer, poetisa, actriz, dramaturga, directora de teatro, activista por la paz, reconocida y premiada defensora de los derechos humanos. Patricia Ariza estudió Historia del Arte en la Universidad Nacional, es doctora Honoris Causa del Instituto Superior de Arte en Cuba; es una figura reconocida de la corriente Nadaísta, hizo parte de la Juventudes Comunistas – JUCO y es una sobreviviente del genocidio de la Unión Patriótica, a la que Eduardo Galeano (periodista, escritor y poeta uruguayo) le dedicó ‘Crónica de la ciudad de Bogotá’, contenido en ‘El Libro de los Abrazos’, página 76.


"Cuando el telón caía, al fin de cada noche, Patricia Ariza, marcada para morir, cerraba los ojos. En silencio agradecía los aplausos del público y también agradecía otro día de vida burlado a la muerte. Patricia estaba en la lista de los condenados, por pensar en rojo y en rojo vivir; y las sentencias se iban cumpliendo, implacablemente, una tras otra. Hasta sin casa quedó. Una bomba podía volar el edificio: los vecinos, obedientes a la ley del miedo, le exigieron que se fuera.


Ella andaba con chaleco antibalas por las calles de Bogotá. No había más remedio; pero el chaleco era triste y feo. Un día, Patricia le cosió unas cuantas lentejuelas, y otro día le bordó unas flores de colores, flores bajando como en lluvia sobre los pechos, y así el chaleco fue por ella alegrado y alindado, y mal que bien pudo acostumbrarse a llevarlo siempre puesto, y ya ni en el escenario se lo sacaba.


Cuando Patricia viajó fuera de Colombia, para actuar en teatros europeos, ofreció su chaleco antibalas a un campesino llamado Julio Cañón. A Julio Cañón, alcalde del pueblo de Vistahermosa, ya le habían matado a toda la familia, a modo de advertencia, pero él se negó a usar ese chaleco florido".


Así, quienes han sido sus cercanos la describen como una mujer sensible y tenaz, que cuenta con la fuerza potente y poderosa de la resiliencia para ponerla al servicio de la transformación del arte y la cultura, de cara a la construcción de un país más incluyente. Cuenta con la experiencia de medio siglo de teatro, de apuestas que han favorecido su sector. Es por esto que hoy se escuchan expresiones como estas:


“Es tiempo de desempolvar la esperanza, tiempo en que la justa y agotada queja sea escuchada y atendida. Tiempo de limpiar la mugre que deja el mercantilismo y curar el deterioro con las sabias del esfuerzo y la valentía. Felices con esta esperanzadora noticia para las artes y la cultura de nuestro país”: Grupo Maderos Teatro.


“Felicitamos a la maestra @patriciaarizaflorez por su nuevo nombramiento como ministra de Cultura del nuevo gobierno encabezado por el presidente Gustavo Petro Urrego y la vicepresidenta Francia Márquez”: Corporación colombiana de Teatro.


“Que bien, Gustavo Petro, al nombrar en el Ministerio de Cultura a la activista, actriz y dramaturga Patricia Ariza de mi querida CCT, algunas cosa se restaurarán, otras por fin, se lograrán, no había una mejor. Llegará la cultura de Los Nadies”: actor valduparense John Bolívar.


“La maestra Patricia Ariza como ministra es garantía de que la cultura tendrá un lugar primordial en la vida del país y en la construcción de La Paz. Celebro la decisión de Gustavo Petro”, artista y activista por la paz César López.


“Que buen nombramiento a una gran amiga, Patricia Ariza, una mujer que se la ha jugado por la cultura, más que merecido toda una vida dedicada a la cultura. El país entrará a la cultura grande, cultura de todos y todas. La revolución cultural en marcha como puente para La Paz”: periodista Holman Morris

Posts Recientes