• Mary Mosquera @mary.mosquera

Reyes se coronarán otra vez


El rey de reyes Gonzalo 'El Cocha' Molina sostiene la corona de rey de reyes. Foto Cortesía.

Lograr la corona de rey, en tres de los concursos que se realizan este año en el Festival de la Leyenda Vallenata, requiere un alto nivel de exigencia de parte de los competidores, en las categorías de acordeón profesional, canción inédita y piquería, pues la calidad del evento así lo demanda. Para el caso específico de acordeón profesional, la ejecución deberá ser impecable, coordinada y magistral; igualmente, la capacidad de los participantes en piqueria para improvisar versos, y lo propio deberá describir las letras de las canciones vallenatas, en las que un detalle diferencial en alguna de ellas podría entregar la corona al autor.


La motivación para los concursantes es amplia, dadas la calidad y cualidades del homenajeado, alrededor del cual girarán todos los concursos y actividades del Festival, en su versión 55. Esto, debido a que las facetas de la vida de Jorge Oñate siempre han sido un libro abierto, lo que hace que sea aplaudida desde cualquier ángulo que se aborde: la vida familiar, la musical, de ganadero, de agricultor, sus anécdotas, su léxico y comentarios, al igual, que la riqueza gastronómica y demarcación territorial de su patria chica; incluso, en triste suceso de su partida hacia la eternidad también amerita referencia.

Concursantes en Acordeón profesional


El concurso de acordeonero profesional es una de las categorías que más dispara el nivel de atracción al evento; el que triunfe en esta modalidad cargará en sus hombros, por varios años, el rotulo como rey de reyes del Festival; es decir, la máxima distinción en galardones en la música vallenata. Además, su nombre y descripción bibliográfica quedará nuevamente referenciada en el registro de honor de los mejores en la ejecución de este instrumento.


El profesionalismo en el acordeón no es una carrera que gradúen las universidades; es un título que se otorga a sí mismo aquel que es osado, dedicado y juicioso con el instrumento de origen europeo. Para que sea productiva y acertada la alta cuota de amor y caricia hacia el acordeón, es pertinente aplicar ciertas técnicas y en estas se destacan: la regulación en la modulación del aire que entra al fuelle del acordeón, que generar esa consonancia o sentimentalismo.


Los trinos y ligados perpetuos que alargan o separan el sonido de los pitos, la independencia de los dedos al momento de las pulsaciones, el buen dominio del instrumento para que arrojen sonidos distintos, la creatividad del acordeonero, el conocimiento de su instrumento, hileras y escalas, la afinación en los oídos para identificar sonidos y relacionarlos, al igual que un compendio de melodías y arreglos cadenciosos agradables al público, junto a una disciplina correcta, gradúan al acordeonero como profesional; caudal imaginario infinito de saberes que, a al final de cada interpretación, entregan un buen puntaje por parte del jurado.


Este año 2022, en la versión 55, rey de reyes del festival vallenato, participaran 16 reyes vallenatos, certificados con título profesional, son ellos: Gustavo Osorio, Ciro Meza, Wilber Mendoza, Fredy Sierra, Julián Mojica Fernando Rangel, Luis Daza, Jaime Dangond, José Villafañe, Manuel Vega, Álvaro Meza, José ‘Chema’ Ramos, Alfonso ‘ponchito’ Monsalvo, Saúl Lallemand, Raúl ‘Chiche’ Martínez y Almes Granados.


Paseos, merengues y sones


Las composiciones vallenatas son parte de los elementos culturales de la identidad colectiva nacional, estrechamente ligadas al carácter y la forma en la que los colombianos entienden, viven y desfrutan la vida, las tradiciones y el legado. Pese a que esa narrativa popular costumbrista, matizaba cientos de versos con exquisita profundidad poética, la fragilidad del lenguaje utilizado en la actualidad por algunos autores diluyó esas historias de respeto, de galantería y exaltación a la musa inspiradora.


Los propietarios de las creaciones literarias, defensores de ese vallenato tradicional, apoyados con eventos como el festival, que permite la visibilidad de sus obras, siguen arando para salvaguardar esa forma, casi extinta, de componerle a la cotidianidad, a los valores y al amor; en esta concordancia se presentaron 23 canciones, escritas por reyes coronados en este mismo certamen, en igual modalidad y circunstancias diferentes.


El mayor volumen de esas canciones lo hacen los paseos, ritmo al que más se acomodan los compositores, quizás por la cuadratura de compás, marcación de los bajos o quizás porque es más digerible por las ondas sonoras de los espectadores; son ellos: ‘La plana mayor’, de Álvaro Pérez; ‘Soy leyenda’, de William Klinger; ‘Niños’, de Félix Carrillo; ‘Aquí estoy yo’, de Antonia Daza; ‘El verso más lindo del mundo’, de Iván Ovalle; ‘Yo soy’, de Margarita Doria; ‘Tributo a una leyenda’, de Guillermo Doria; ‘El Rey de Reyes’, de Enrique Ariza; ‘Vuelvo a intentar’, de Rafael ‘Uchi’ Escobar; ‘Desde mi trinchera’, de Martha Guerra; ‘Folclor y pueblo’, de Everardo Armenta; ‘El cantor de cantores’, de Luis Ramírez; ‘Hijo de mis sueños’, de Luis Rodríguez; ‘El rey de reyes’, de Octavio Daza, y ‘La voluntad de Dios’, de Rafael Manjarrez.


Si enumeramos el interés de los creadores de canciones para inspirarse a escribir, el ritmo de merengue se ubicaría en un segundo lugar; en este, se inscribieron siete obras para concursar por la corona de rey de reyes; son: ‘La carga barro’, de Juvenal Daza; ‘La dama nativa’, de Germán Villa; ‘Mil sustantivos’, de Adrián Villamizar; ‘Cien años de tradición’, de Ebert Jiménez; ‘Casa grande’, de Julio César Daza; ‘La parranda vallenata’, de Gustavo Calderón, y ‘El número uno’, de Jesús Carrascal.


En la modalidad de son se presentó Leonardo Salcedo, con el tema ‘No me echen al olvido’, presagiando que este ritmo, poseedor de una particular cadencia sonora y diferenciado de los otros por el uso marcado de sus bajos se encuentra en peligro de extinción. La gran ausente será la puya, ritmo característico por las habilidades que exige su interpretación, que ha sido el filtro para coronar -y también para no hacerlo- a muchos reyes. Así las cosas, también la puya entraría en ese grito de auxilio que da Salcedo con su son ‘No me echen al olvido’.


Duelo entre 14 repentistas


Año tras año, durante la realización del Festival de la Leyenda Vallenata, se observa una productiva cosecha de buenos verseadores, armados con letras y rimas de la típica poesía popular, para enfrentarse entre sí. La consigna en esta competencia es derribar al contendor, a punta de versos y sin intensión de agraviar al colega, pues el único objetivo es que los espectadores vibren emocionados y disfruten el espectáculo.


El complemento de los verseadores de piqueria en tarima es un conjunto de vallenato típico, al compás del cual se desarrolla esa batalla de palabras y melodías. Para este año, 14 repentistas competirán por la corona de rey de reyes de la piquería; son ellos: Martin Lozano, Fredis De Ávila, Julio Cárdenas, Teobaldo Peñaloza, Alcides Manjarrés, José Bornacelli, William Castrellon, Rubén Darío Ariza, Iván Becerra, Santander Bornacelli, José De Arcos, Edwin Vásquez, Julio Salas y Yostimar Prada.


Eventos de la gran fiesta de acordeón


Desde el viernes 22 de abril se abre el telón de la versión 55 del festival que homenajeará a Jorge Oñate (q.p.d.), con actividades desde las 8:30 de la mañana, cuando se dará inicio al conversatorio ‘Jorge Oñate en la historia del canto vallenato’, evento que se llevará a cabo en el auditorio de la Fundación Universitaria del Área Andina. Para el sábado 23 se tiene programado, con salida a las 3:00pm, el desfile de Jeep Willys parranderos, que saldrá del parque de la leyenda vallenata con rumbo al municipio de La Paz.


El concurso ‘Los Niños Pintan el Festival’ se realizará el domingo 24, desde las 8:30 de la mañana, en Mayales Plaza Comercial; para esta actividad, se confirmó la participación de más de 150 estudiantes a la versión número 12 del concurso. Al día siguiente, 25 de abril, se iniciarán desde las 8:00am los concursos de acordeón infantil y acordeonera menor, en el centro recreacional La Pedregosa.


El martes 26 se iniciará la ronda de concursos en la modalidad de acordeón juvenil, con los aires paseo y merengue, desde las 8:00am en La Pedregosa. En el parque de Los Algarrobillos, a la misma hora, la primera ronda del concurso de acordeón aficionado, ritmos paseo y merengue, y desde las 4:00pm, saldrá de la glorieta Los Músicos hasta el colegio Loperena el desfile de piloneras infantil.


El miércoles 27 se llevará a cabo la segunda ronda en los concursos de acordeón infantil y acordeonera menor, ritmos paseo, merengue, son y puya, desde las 8:00am en La Pedregosa. A la misma hora, en otro sector del mismo escenario, la primera ronda del concurso acordeón juvenil, ritmos son y puya. En Los Algarrobillos iniciará en primera ronda el concurso de acordeón aficionado con ritmos de son y puya. En otro sector de este mismo escenario, en el mismo horario, iniciará la primera ronda del concurso de acordeonera mayor en ritmos de paseo y merengue.


A las 10:00am del mismo día, en el centro comercial Unicentro, se hará la ronda eliminatoria del concurso de piquería infantil. Desde las dos de la tarde, iniciará la primera ronda del concurso rey de reyes de la piquería. Este día se realizará el tradicional desfile de piloneras mayores desde las 4:00pm, con un recorrido que partirá de la glorieta Los Músicos hasta la plaza Alfonso López, donde se hará la ceremonia inaugural de la versión 55 del festival vallenato rey de reyes, homenaje a Jorge Oñate, a partir de las seis de la tarde.


La programación para el jueves 28 es la siguiente: la semifinal de los concursos de acordeón infantil y acordeonera menor, interpretaran los cuatro aires vallenatos, este evento iniciará a las 8:00am, en La Pedregosa. En este mismo escenario a la misma hora, se realizará la segunda ronda del concurso de acordeón juvenil interpretando los cuatro aires. En Unicentro desde las 10:00am, será la semifinal del concurso de piquería infantil. Escenario donde también se realizará la segunda ronda del concurso rey de reyes de la piquería a partir de las dos.


La segunda ronda del concurso de acordeón aficionado, interpretando los cuatro aires vallenatos, se realizará desde las 8:00am en Los Algarrobillos. En la plaza iniciará desde las 8:00am, el concurso de canción inédita y desde las 11:00am en el mismo escenario, el concurso de acordeón profesional, interpretando los cuatro aires vallenatos. En la noche, a partir de las 7:00 se conocerán los ganadores de los concursos: acordeón infantil, piquería infantil y acordeonera menor.


El viernes 29 en Los Algarrobillos se realizará la segunda ronda de acordeonera mayor, interpretando los aires de paseo, merengue, puya y son, desde las 8:00am. En la plaza Alfonso López, también a las 8:00am, será la segunda ronda de canción inédita y a las 11:00am empezará la segunda ronda de acordeón profesional. En la Pedregosa, a las 8:00am empezará la semifinal de acordeón juvenil.


En Los Algarrobillos, también a las 8:00am será la semifinal de acordeón aficionado interpretando los cuatro aires. En Unicentro, desde las 2:00pm empezará la semifinal del concurso de piqueria categoría mayor. Mientras que la escenificación del milagro de la Leyenda Vallenata se realizará en la plaza Alfonso López a las 4:00pm. Es la misma plaza, desde las 7:00pm se realizará la final de los concursos acordeón juvenil, acordeón aficionado, concurso de piqueria mayor y se conocerán los nombres de sus reyes.


El sábado 30 de abril expirará el festival en su versión rey de reyes. Este día cerraran los concursos; inicialmente se realizarán las semifinales de acordeonera mayor y canción inédita, en Los Algarrobillos desde las 8:00am, a la misma hora, acordeón profesional en la plaza Alfonso López y, desde las 7:00pm, comenzará el evento con la final en el parque de la Leyenda Vallenata; aquí se conocerán los reyes de reyes de los concursos de: acordeonera mayor, canción inédita y acordeón profesional; para cerrar con una gran parranda vallenata.

Posts Recientes