• María Mosquera

Un mural para dignificar la lucha de mujeres Afrocaribeñas e Indígenas


Imagen suministrada.

Fue socializado el primer pronunciamiento de la Asociación Afro de Mujeres de Guacochito, documento que enmarca la lucha y el esfuerzo conjunto que las mujeres de la región han desarrollado a lo largo de un proceso de resiliencia y valoración de la Cultura Afrodescendiente.

Toda una fiesta multicolor, adornada por el donaire y la simpatía de las mujeres Afrocaribeñas, fue lo que se vivió en la población de Guacochito, en el marco de la celebración del Día Internacional de las mujeres Afrocaribeñas, Afrolatinas y de la Diáspora, evento que ratificó el deseo permanente de los pobladores de este corregimiento de Valledupar por valorar y socializar sus costumbres ancestrales.

La reunión que contó con un grupo significativo de habitantes de la región, visitantes e invitados especiales, se inició con las palabras de Carlos Adrián Guillén, representante legal del Consejo Comunitario ‘Arcilla, Cardón y Tuna’ de Guacochito, quien se refirió a los retos que les ha tocado afrontar con la puesta en marcha de su escuela local de formación.

La presidenta de la Asociación Afro de Mujeres Emprendedoras de Guacochito – ASOMEG, Yoelis Farelo Fragoso, en su condición de lideresa natural de la comunidad, destacó el trabajo desempeñado por los miembros del Consejo Comunitario para salir adelante, promover sus ideales y mostrar una cara amable y resiliente de su población.

Jaime Enrique Arias, Consejero Mayor para Asuntos Indígenas de la Alianza Interétnica para la Paz de AFRODES y ONIC, le recordó a los presentes que la Alianza fue un sueño conjunto que visionó su hijo Luis Fernando Arias, cuando se desempeñaba como Consejero Mayor de la ONIC, y cuyos frutos realzan la memoria de un líder natural del Pueblo Kankuamo que siempre trabajó pensando que el sol debe brillar para todos y todas.

La Coordinadora Regional Caribe de la Alianza Interétnica para la Paz, Rosa Manuela Montero, hizo énfasis en el papel protagónico que han desempeñado las mujeres en el avance logrado por la Alianza, y cómo el empuje de las mujeres Afros, de la mano con la sabiduría ancestral de las mujeres del Pueblo Kankuamo, hacen posible que Guacochito sea el escenario de muchos logros positivos que deben replicarse en la región, la Costa Caribe y el País.

Posterior a la intervención de José Armando Mendoza, representante del Consejo Comunitario en la Mesa Nacional de Víctimas de las Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras, y consultivo de alto nivel por el departamento del Cesar, se dio lectura por parte de la lideresa de juventudes, Greicy Ospino, al primer pronunciamiento de la Asociación Afro de Mujeres de Guacochito, un documento que enmarca la lucha y el esfuerzo conjunto que estas mujeres han desarrollado a lo largo de un proceso de resiliencia y valoración de la Cultura Afrodescendiente, apuestas e ideales que hoy se reflejan en el sentir de la población y de su deseo constante porque la paz sea una compañera permanente en su territorio ancestral guacochitero.

El gran cierre de la pletórica jornada fue la entrega del mural ‘AfroGuacochiteras’, obra artística que contó con la dirección y acompañamiento permanente del artista de origen Kankuamo, Danilo Villazón, quien plasmó en su creación las raíces, el despertar, la habilidad y el empuje permanente de las mujeres Afrocaribeñas, Afrolatinas y de la Diáspora raizal que perviven en el territorio colombiano.


Imagen suministrada

Y así, mientras las mujeres Afros presentes en el evento se buscaban afanosas en los trazos de pintura del mural, y un grupo de hermosas jóvenes del Grupo de Danzas de la Comunidad de Guacochito matizaba el caer de la tarde con la presentación del aire ancestral de la cumbia, se dio fin a una jornada que quedará grabada en la memoria de todas esas mujeres que han trabajado de manera sincera y desinteresada por demostrarle al departamento del Cesar y Colombia que las Mujeres Guacochiteras son unas trabajadoras incansables por la Paz, iniciativa que han podido sacar adelante gracias al apoyo permanente de la Alianza Interétnica para la Paz, la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados (AFRODES), la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Fuente: OIK


Posts Recientes