top of page
  • Mary Mosquera @mary.mosquera

Ivo Díaz, cuatro décadas rindiendo tributo al vallenato no adulterado


Ivo Luis Diaz Ramos. Foto Sherowiya.

Desde hace cuatro décadas en el firmamento folclórico se han escuchado versos cantados por Ivo Luis Díaz Ramos, con voz fuerte, nítida, afinada y con una cadencia melódica, que rinde tributo eterno a la esencia de ese vallenato tradicional no adulterado. Los defensores, seguidores y amantes de la voz de Ivo Luis, en el amplio universo vallenato, se encuentran conmemorando ‘bodas de rubí’, consagradas para ser festejadas por una unión que supera los 40 años de existencia.


El arraigo de Ivo Luis con el vallenato ancestral es tan noble y profundo, como el amor que en vida, le profesó a su progenitor Leandro Díaz y del cual recibió en la misma medida. Formaron una dupla de gustos y similitudes, atraídos por el costumbrismo, por las canciones que relatan la cotidianidad, el amor, las esbeltas figuras femeninas; siempre supieron ser y estar, para impulsar y admirar a los maestros del folclor vallenato.


Tanto Ivo Luis como su padre Leandro, quien hoy descansa en estelas de nubes blancas entre ángeles, forjaron su propia identidad musical y, en esa ruta de cantar y escribir música autentica y costumbrista, continúa Ivo 40 años después, sin desviar su camino y con sus convecciones firmes para complacer el buen apetito musical de sus millares de seguidores en todo el mundo.


Cuando se empieza a escribir una página para hablar de Ivo, inmediatamente a la mente llegan ráfagas de recuerdos de un maestro de la composición como Leandro Díaz, autor de un legado que el tiempo difícilmente podrá borrar. Esa trasfusión padre - hijo, fortaleció al ‘hijo de Leandro’ para enarbolar las banderas del vallenato tradicional que, pese a los fuertes ventarrones que ha sufrido, siguen hondeándose en la encumbrada cima de respeto hacia lo cotidiano.


40 años degustando la esencia vallenata


De la esencia pura de la voz que Ivo Luis ha moldeado en parrandas provincianas, fuente que aporta lo tradicional a este folclor, se han alimentado festivales, casetas, plazas y cualquier cantidad de escenarios cerrados, abiertos, públicos y privados, a donde llegan miles de seguidores para lactar ese vallenato puro que escribieron los juglares y maestros del folclor. En algunos de estos festivales ha sido elegido ‘el hijo de Leandro’ como el mejor, en composición, en piqueria, como intérprete de canciones o ha recibido alguna exaltación.


Cada vez que Ivo Luis entona un verso, de algún compositor bueno o de los cientos que escribió su padre y recuerda las escenas de sus trasegares juntos, en escenarios o en la vida cotidiana, soborna secretamente a su corazón buscando que le ayude a disimular la tristeza que lo atrapó, desde la ausencia de su figura paterna. Pese a ser un adulto dueño de su mundo, aún le acongoja saber que al despertar cada mañana, le toca almacenar escenas de amor virgen, que a diario y envuelto en caricias, le entregó a su padre por muchos años.


En algún encuentro con Nicho Cultural, Ivo Luis manifestó que “esos vacíos físicos que dejó la ausencia de Leandro Díaz, hoy son llenados con amor y con buenos recuerdos”. Esos buenos recuerdos, los evocan sumergido en el universo de emociones que recibe a diario por el cariño de sus amigos y de los seguidores de Leandro. El tercer hijo de Leandro y Clementina, compositor, cantante y guacharaquero, se considera un varón bendecido, porque desde muy niño disfrutó del privilegio de las relaciones de su progenitor con los maestros del folclor.


Un guardián de la tradición vallenata


Ivo Díaz ha permanecido aferrado al cuidado y la protección de su herencia musical, de ese vallenato tradicional que aprendió desde niño en casa y del cual es su fiel guardián, pese a que ha adquirido habilidad para adaptarse a las tecnologías del presente y futuro de la música, su esencia, a la hora de interpretarlo, no mengua.


Ha sabido codearse con personalidades de altos cargos profesionales, en los mejores escenarios del mundo, en diferentes acontecimientos, pero su esencia de hombre noble, sano y respetuoso, también lo han llevado a disfrutar las parrandas debajo de los palos de mangos, en patios de viejas casonas en la provincia y en tablados populares de cualquier población colombiana.


En esta etapa de su vida musical, la cual vive sin afán, con el amor de su gente y la alegría del compartir, le asisten algunas metas puntuales por cumplir: mantener viva la música vallenata tradicional, cargada de historias y de anécdotas de vida, inmortalizar el legado musical heredado por el gran Leandro y sembrar en las nuevas generaciones el amor por ese vallenato que él amó desde niño y que se universalizó a tal punto, que fue considerado por la Unesco, como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.


40 años de vida artística, la herencia del más grande


Este 29 de septiembre de 2023, se conmemorarán los 40 años de vida artística de Ivo Luis Díaz y en medio del festejo, se pondrá de presente la herencia que recibió de uno de los más grandes y destacados compositores de música vallenata. Ivo es la cabeza visible para salvaguardar un legado gigantismo, que inició a construir Leandro a punta de tropezones, angustias, sombras; pero también de amor, pureza, alegrías, sinceridad, mucha felicidad y que a Ivo Luis, le corresponde continuarlo.


Este evento, que se augura como una noche especial, se llevará a cabo en el auditorio Crispín Villazón de Comfacesar, a partir de las 8:00pm, allí, se disertará ampliamente sobre la vida de Leandro Díaz, sus vivencias, costumbres, composiciones, ‘retacitos’ de historia de los amores gratos y de los no correspondidos; tendrá capítulo especial en esta velada, la relación de unidad, amistad y compañerismo con su heredero, colega y seguramente su protegido desde el cielo, Ivo Díaz.


Harán presencia, artistas del folclor vallenato, seguidores, defensores y portadores de cultura; acordeoneros que han acompañado a Ivo Luis en su trayectoria musical, actores y actrices que escenificaron personalidades en la novela que narró la vida del hombre que veía por más de 80 años, con los ojos del alma, trasmitida por televisión recientemente y demás personalidades nacionales e internacionales. ‘40 años de vida artística, la herencia del más grande’ es, en palabras mayúsculas, un homenaje al folclor vallenato desde su génesis.

Comments


Posts Recientes
bottom of page