• Mary Mosquera @mary.mosquera

Un espacio cultural para nutrir los saberes con vallenato del Siglo XXI


Compositor Luis Carlos López. Foto Cortesía.

Lo interesados en conocer la música vallenata del siglo XXI tienen una cita este miércoles nueve de noviembre de 2022, en la Casa de La Cultura de Valledupar. Desde las 10:00 de la mañana iniciará el conversatorio académico ‘La Música Vallenata del Siglo XXI’ que promete ser un interesante espacio que abordará tres ejes temáticos alrededor de este género musical.


‘Los procesos de formación en percusión mediante una técnica gramático-musical’, ‘el acordeón diatónico como instrumento melódico-armónico universal y ’la composición músico-literaria para el rescate de la poética y la lírica’, serán las tres ponencias que estarán dirigidas conocedores e investigadores musicales.


Los tres ejes sobre los cuales se disertará en este evento, son la columna vertebral y el cuerpo del folclor vallenato tradicional. Estos, composición, acordeón, caja y guacharaca, son los ingredientes de las parrandas entre amigos, en patios coloniales con licor y sancocho.


Ejes temáticos


Un primer tema que se abordará en el conversatorio ‘La Música Vallenata del Siglo XXI’ que tiene un tiempo estimado de duración de una hora treinta minutos es, ‘los Procesos de formación en caja y guacharaca’, este se abordará desde un plano gramático-musical o de notación’. Según el compositor, docente e investigador musical Luis Carlos López, esta técnica forma al niño o al músico desde la lectura del pentagrama que el mismo escribe e interpreta.


Eso significa que si en niño sigue escribiendo, lo que haga y publique hoy, dentro de un periodo largo de tiempo se repite e interpretar igual; es decir, lo que hicieron reconocidos cajeros como Pablo López o Rodolfo Castilla si lo escribimos hoy, dentro de 500 años debe sonar igual al leerlo. Es la forma de preservar nuestro patrimonio” sostuvo.


Una segunda ponencia disertará alrededor de ‘el acordeón diatónico, tres hileras como instrumento melódico-armónico universal’. López explicó a Nicho Cultural que el acordeón diatónico es un instrumento cromático, lo que significa que en ese instrumento están todas las escalas y tonalidades para interpretar la música vallenata y argumentó que “como la mayoría de nuestros acordeoneros son empíricos, no conocen las escalas o las armonías tonales modernas y por eso buscan diferentes acordeones para hacer una presentación que pueden hacer con un solo acordeón tres hileras”.


Un tercer eje se centra en ‘la composición músico-literaria para el rescate de la poética y la lírica’, “nosotros hablábamos en los años 70, 80 y 90 que aquello que hacía Octavio Daza, Gustavo Gutierrez Fernando Meneses o Fernando Dangond era fuera de serie y esa forma de componer la aprendemos estudiando, el tipo de verso, el tipo de estrofa y el tipo de escala literaria. Erradamente creíamos que para tener una vena artística necesitábamos tener una dinastía y por otro lado, se creía que para hacer una canción llena de poesía se necesitaba de la musa inspiradora; la realidad es que en el contexto literario se puede escribir bajo presión”, explicó Luis Carlos.


De lo expresado por Luis Carlos López podemos decir que algunas canciones surgen de la necesidad de su autor por componer, igual que un artículo literario o una columna de prensa, se hacen cuando es un eje temático interesante de consultar y plasmar; es decir los conceptos literarios pueden aflorar como pueden ser indagado o investigados, de igual forma llega la inspiración para escribir una canción, agarrando un estado emocional, los elementos del entorno o los mismos estados climáticos.


“Cuando no se tiene la experiencia y el conocimiento, lo fundamental es iniciar un proceso de formación donde se empiecen a construir versos, a rimarlos, después se hace la medida silábica o métrica, los ejes temáticos, se consolidan las estrofas y luego los cambios melódicos, todo eso se aprende”, puntualizó.


Detalles del evento


Será un conversatorio muy académico, dirigido a todo tipo de público que desee conocer las raíces del folclor vallenato, enfocado en los procesos evolutivos de la música vallenata que busca caminos para volver a esas raíces musicales tradicionales bien estructuradas.


El conversatorio se estructuró buscando socializar una serie de investigaciones que han venido adelantando los ponentes, quienes ven la necesidad de hacer esa transmisión de conocimiento y de paso, la preservación del legado para evitar que se pierdan esos conocimientos que conllevarían a la salvaguardia de la música vallenata tradicional.


Si nosotros ponemos en práctica esos tres procesos volvemos a esa música vallenata llena de melodías, armonía, retórica y figura literaria que en los años 70, 80 y 90 nos tenían acostumbrados los músicos. Los procesos culturales requieren de dos cosa, cultivarlos y rendirle culto; en otras palabras enamorarse de lo que se hace. Si las políticas públicas le aportan a los procesos de formación y a la poética dentro de las canciones, no solo se salvar el vallenato, sino una serie de géneros a nivel mundial”, dijo Luis Carlos López.


Esta actividad se había desarrollado en la universidad Popular para los estudiantes de música, en el municipio de Urumita en La Guajira y ahora se hace en la Casa de la Cultura. Son procesos de formador de formadores que se adelantan en las comunidades en diferentes áreas de la cultura, con el objetivo de multiplicar el conocimiento y a partir de ahí, cultivar esas historias de vida musical que nacían en las parrandas, donde desde niño se crecía escuchando vallenato típico y se desarrollaban en ese entorno, alimentando esas paciones y manifestaciones.


Perfiles de los conferencistas

Carlos Russo. Foto Cortesía.

El espacio cultural denominado ‘La Música Vallenata del Siglo XXI’ es organizado por la Casa de la Cultura del municipio de Valledupar y tendrá como ponentes a Carlos Russo Alfaro, docente universitario, investigador, productor y arreglista musical, licenciado en arte y folklore, cantante, acordeonista profesional y percusionista, conferencista de la fábrica de acordeones Hohner.


Russo Alfaro es catalogado según en formador de músicos Andrés "El turco gil”, como el mejor acordeonista diatónico del mundo, por haber llevado el acordeón diatónico a su máximo nivel técnico-académico, su ponencia es ‘el acordeón diatónico, tres hileras como instrumento melódico-armónico universal’.


Luis Carlos López Baquero también estará presente con su ponencia ‘la composición músico-literaria para el rescate de la poética y la lírica’. López Baquero es docente investigador, magister en educación, licenciado en arte y folklore, profesor universitario, de metodología de la investigación, composición vallenata, catedra de la música vallenata, creación literaria, diseño y gestión de proyectos culturales. Es compositor y ha ganado varios festivales de música vallenata a nivel nacional.


La conferencia ‘los procesos de formación en caja y guacharaca’ estará a cargo de Juan Gabriel de la Rosa, un estudioso de todo lo relacionado con los sonidos de percusión, con conocimiento amplio en caja y guacharaca, instrumentos que interpreta a la perfección.

Posts Recientes